EL ÚLTIMO SOLDADO JAPONÉS EN RENDIRSE

0
48
Publicidad

Onoda, el soldado japonés que se rindió 30 años después de haber terminado la 2da Guerra Mundial. Fue el penúltimo soldado del imperio japonés y el último japonés en rendirse.

Un joven japonés, recorre el mundo para encontrar tres leyendas:El teniente Onoda, un panda y el terrible hombre de las nieves” su nombre: Norio Suzuki.

¿Quién fue Onoda Hiro Kainan?

Fue un oficial del ejército imperial japonés que formó parte de los cuerpos de inteligencia en las islas Filipinas.

¿Por qué Onoda no se rindió junto al resto del ejército?

Habían desembarcado en filipinas en las islas Lubang, las órdenes para Onoda y su equipo eran organizar una célula guerrillera contra los estadounidenses, ya que estaban listos para desembarcar e invadir la isla, su misión: sabotear las pistas de aterrizaje, muelles para evitar que fueran usado por las tropas enemigas. Entre las órdenes incluía “No rendirse bajo ninguna circunstancia o suicidarse si eran capturados”.

Cuando Onoda desembarca en la isla sigilosamente con su grupo de soldados asignados estos ya conocían la isla con anterioridad. Pero había un batallón establecido con oficiales que tenían mayor rango que Onoda y le impidieron llevar a cabo su misión, lo que hizo más fácil para los norteamericanos y las fuerzas de la Commonwealth de Filipinas ocupar  la isla cuando desembarcaron el 28 de febrero de 1945.

Al poco tiempo todos los soldados del batallón habían muerto en enfrentamiento, menos Onoda y tres soldados que se adentraron para emboscar a los enemigos en su momento, Pensando que todos habían muerto en la isla, el gobierno imperial japonés los asciende post-mortem a Onoda y su equipo.

Supervivencia de Onoda en las Montañas

Al ser un oficial de inteligencia Onoda había sido entrenado en el arte del camuflaje y supervivencia que incluía alimentación y reconocimiento nocturno de la zona. Inicialmente vivió en las montañas con sus tres compañeros soldados Yuichi Akatsut, el cabo Shoychi Shymada y el soldado de primera clase Kinshychi Kozuka. Continúo su campaña.

La primera vez que vieron un folleto que afirmaba que la guerra había terminado fue en octubre de 1945, y decía: «La guerra terminó el 15 de agosto de 1945. ¡Bajen de las montañas!». Ese panfleto fue analizado exhaustivamente por el grupo y determinaron “¡Es una falsa¡” es una propaganda aliada para vernos rendir…. ¡Sigamos¡

A finales de 1945 lanzan otros folletos con la firma del General Tomoyuki, el grupo la vio, la analizó y entre ellos llegaron a la conclusión: “El General Tomoyuki” se rindió es otra propaganda aliada….  ¡Sigamos¡

En 1974, 29 años después de haber terminado la guerra  un estudiante japonés que había abandonado la universidad buscando tres cosas en el Mundo “La leyenda del Oficial Onoda, un panda y el terrible Hombre de las Nieves “consigue a Onoda, el cual lo captura pero al notar el acento y las características físicas determina que es Japonés y relata la historia de sus tres soldados: Uno muerto en enfrentamiento con pescadores , el otro por dos disparos con policías, y el tercero por enfermedad.

Suzuki llegó a Japón con fotos de Onoda, posteriormente fue convencido y se rindió entregando las armas al presidente de Filipinas Ferninad Marcos quien lo indultó a pesar de haber saboteado cosechas de arroz y haber asesinado una treintena de pescadores.

Escribió diversos libros, entre ellos un clásico. No Surrender: My Thirty – Year War ( Sin rendirse: Mis treinta años)

Partió rumbo a Brasil en 1975 donde se convirtió en ganadero, se hizo líder de una comunidad japonesa radicada en Brasil y murió a los 91 años en el 2014. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here